Son emprendimientos que combinan mercado, tecnología y creatividad; emprendimientos que, por tanto, prometen mucho y tienen altas posibilidades de cumplirlo. De ahí viene su nombre, en medio de la gran invasión de anglicismos que trae esta era: “start”, empezar; “up”, arriba. LEER MÁS – Los Tiempos