Fiesta de Todos los Santos: La tradición que nunca muere

CIPEC

octubre 31, 2022

Este 1 y 2 de noviembre se celebra en nuestro país la fiesta de “Todos los Santos” que contempla ritos particulares que se fusiona nuestras tradiciones con la cultura religiosa traída por los españoles a América. En la tradición andina la muerte no existe y se entiende esta como una transición porque para ellos la vida es eterna y estas fechas son para compartir y recordar con los ajayus (Almas en aymara) a quienes nos dejaron en vida.

Según la historia esta fecha de celebración se traslada al papa Gregorio III (731-741) quien consagró una capilla en la Basílica de San Pedro a todos los Santos y arregló el aniversario para el 1 de noviembre. Esta celebración se fusionó con la fiesta de ‘Todos los Santos’, con la llegada de los españoles al continente. Su nombre fue adaptado y conserva en la actualidad muchas características costumbristas y de cultura de muchos países latinoamericanos.

En Bolivia se reciben a los difuntos el 1 de noviembre a las 12:00 PM (medio día) por lo que ya debe estar lista la mesa cuyo color de mantel depende de la edad del difunto, blanca si es un niño y oscura o negra si la persona fallecida es adulta. Se colocan flores, adornos, comida, bebida, hojas de coca, velas caña de azúcar (simboliza un bastón para guiar al difunto en su visita a la tierra) y figuras hechas con masa de pan, sobresaliendo por su importancia el de la escalera, que según dicen es “para que el difunto baje del cielo y por medio de la misma se vaya”

Esta fecha está caracterizada por la visita de particulares que al calor de sus alabanzas y cantos recuerdan la existencia del difunto, recibiendo a cambio masitas, empanadas, dulces. En el segundo día, vale decir el 2 de noviembre la familia del difunto permite a extraños recoger los alimentos a cambio de un número determinado de rezos, otros trasladan estos alimentos al cementerio y los reparten entre los que rezan por sus difuntos.

A pesar de los años y la incursión de otras culturas o festividades, como Halloween, la fiesta de “Todos los Santos” aún permanecen en las familias bolivianas, la creencia es que las almas están en la tierra durante 24 horas, de manera que el 2 de noviembre, al medio día, los dolientes se despiden de sus difuntos hasta el año siguiente. Desde CIPEC compartimos este sentimiento y costumbre cultural esperando que este momento lleve a la reflexión y el recuerdo de quienes en vida nos acompañaron y dejaron recuerdos imborrables.

Quizas también te interese leer

Reprograma tu vida

Reprograma tu vida

REPROGRAMA TU VIDA ¿Te sientes confundido o estancado en tus proyectos personales? ¿Ocurre a menudo que te auto saboteas en los objetivos que te...

El enemigo de tu exito

El enemigo de tu exito

La gran mayoría de personas asocian al fracaso como el principal enemigo del éxito, pero en realidad el verdadero enemigo del éxito ERES TU… upsss...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − seis =

Abrir chat
Hola soy CIPEC
Hola, Quieres más información sobre los cursos que ofrecemos?