La educación financiera

CIPEC

abril 16, 2022

Tener habilidades y conocimientos para presupuestar los gastos de casa, tener un fondo de ahorro, enfrentar imprevistos, invertir en un negocio, aumentar y proteger tu patrimonio son algunos de los principales retos a los que pocas personas se enfrentan con éxito, y es que básicamente la “educación financiera” es un término que lamentablemente no tiene mucha acogida dentro la educación formal que recibimos, lo cual representa un gran problema pues no permite manejar con claridad y responsabilidad conceptos relacionados con el dinero, ahorro, inversión y crédito.

¿Pero que es la educación financiera? En términos resumidos se refiere “al proceso mediante el cual los individuos adquieren una mejor comprensión de los conceptos y productos financieros y que mediante la información o instrucción, desarrollan habilidades necesarias que les permiten una mejor toma de decisiones, evaluación de riesgos y oportunidades financieras”. La importancia de la educación financiera radica en poner de manifiesto no solo los deberes dentro el sistema financiero, sino también los derechos de las personas que interactúan con él, que en conjunto permiten una mejor administración del ahorro y el efecto multiplicador dentro el desarrollo de la economía en general.

La razón por la que tocamos este tema es que la falta de una “educación financiera” como tal es uno de los principales obstáculos para que el acceso financiero no sea evidente a una gran parte de la población, en especial de los jóvenes y los sectores que viven con escasos recursos. Si bien este tipo de educación debería impartirse desde las estructuras más básicas de la formación personal, solo se la realiza de forma esporádica haciendo práctica, principalmente en el público joven, la tendencia de gastar y muy poco interés en ahorrar.

Dadas las circunstancias actuales la “educación financiera” en la familia debe verse con mucha preocupación para organizar los gastos y planificar una economía que permita un presupuesto de manera realista y organizada, no solo se trata de trabajar y trabajar sino que es también importante tener una disciplina financiera necesaria para no tener un futuro incierto y aprender la importancia del “ahorro” independientemente de su volumen o tamaño que permita el acceso responsable al crédito y la inversión.

Tal vez algunos leímos la obra de Robert Kiyosaki “Padre rico y padre pobre” que en resumidas cuentas nos muestra la importancia no solo de conseguir dinero a través de la educación y el trabajo activo sino también de los ingresos “pasivos” generados fuera del intercambio laboral como las inversiones y los sistemas de negocios. Identificar tus objetivos o metas, manejar conceptos como el presupuesto, ahorro, inversión, conocer el sistema financiero, los productos y servicios que estos ofrecen deben verse también como una necesidad imprescindible.

Este proceso lleva tiempo, lectura y ejercitación y según las palabras de Kiyosaki debemos considerar que todos tenemos la posibilidad de transformarnos económicamente y que el bienestar no es un patrimonio exclusivo de los ricos ya que es posible aspirar a una libertad financiera. Desde CIPEC apoyamos la noción de que NUNCA es tarde para aprender las bases de la solvencia financiera y no importa tu edad o situación económica presente, lo importante es hacerlo y pronto.

Quizas también te interese leer

Día mundial del internet

Día mundial del internet

La sociedad ha sido participe de cuatro revoluciones que han marcado de forma significativa la conducta de los individuos. La primera revolución de...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola soy CIPEC
Hola, Quieres más información sobre los cursos que ofrecemos?